viernes, 13 de julio de 2012

El ara de los sacrificios

El consejo de Ministros ha aprobado los nuevos recortes, que van a suponer más sacrificios para los de siempre; los más débiles, los trabajadores, los parados, los dependientes. Nada se dice de los bancos, ni de los poderosos. Esos parece ser que no cuentan… o no existen.

No puede haber mayor hipocresía que confesar que se está gobernando haciendo lo contrario de lo que se prometió en campaña. Señor Rajoy, la gente vota un programa político, por lo que, si no se cumple, se la está engañando. Pues eso, que nos engañan, y esto va a reventar en cualquier momento.

Ese consejo de Ministros lo ha presidido el Borbón, que sigue con sus discursos vacíos de contenido, porque no se los cree ni él, buen matador de elefantes, ni el entorno que lo sigue protegiendo (no en vano la Casa Real no ha sufrido ni un recorte nuevo).

Tampoco vale que nos encomendemos a dios, al menos al dios de la Iglesia Católica Apostólica, porque esta también está vendida al poder y disfruta de sus prebendas, sin perder un centavo de la generosa contribución de papá estado.

Así estamos: levantando el país aquellos que soportan el peso de las cargas y de las injusticias, para que los de siempre, la oligarquía política, financiera, religiosa y monárquica responsable de este desastre se mantenga en el poder.

Siguen convencidos de que nos tienen domados… pero el día en que esto estallen van a ponerse a temblar de verdad.