viernes, 28 de junio de 2013

El grito y el razonamiento

¿Quieren que nos callemos? ¿Desean y predican las mayorías silenciosas y aborregadas? ¿Buscan conseguir que estemos pegados a las televisiones, embruteciéndonos y dejando el mundo en sus manos? Apañados van.

Quienes pretenden todo eso ignoran que la inteligencia no permite que haya barreras ni prisiones, ni consiente que las mordazas se impongan a la palabra. La cultura no se combate con censura y policía, aunque ellos lo piensen así. Las mayorías silenciosas –esas que ellos aplauden sonrientes – son, sin embargo, peligrosas, porque la voz crítica se escucha con más nitidez y provoca ecos que amenazan con destruir al Sistema.

Ante la prepotencia del Poder, la insumisión civil. Nadie tiene derecho a callar a nadie si no es con palabras y razones. ¿Censuras? Las hay. ¿Torturas? Las está habiendo. ¿Dónde nos quieren llevar? Orwell adivinó el futuro y nosotros estamos a tiempo de evitarlo, con nuestros actos y nuestra presencia, con el grito y el razonamiento.

viernes, 21 de junio de 2013

Hasta el fin de los tiempos

Hace frío. Está oscuro. Da igual que el sol brille en su máxima intensidad porque ella no está aquí, junto a la sombra que yo mismo soy. Somos recipientes vacíos que necesitan de la compañía para llenarse; cántaros repletos de aire que ha de escanciarse en otros cántaros para que el aroma de la vida lo llene.

¡Qué grande se hace la distancia y qué ansiedad por el retorno! Meditación, reflexión, el espíritu, que no es libre (nunca lo es), revolotea en jaulas de oro.

No es un sueño ¿no es así, querida? ¿Es la vida un contrato de alquiler en el que intentamos conseguir las mejores condiciones frente a un casero, inmisericorde, que terminará arrojándonos a la noche eterna? ¡Búscate un sofá cómodo donde besarnos hasta el fin de los tiempos!

lunes, 17 de junio de 2013

Balance de resultados

Los derrotados escriben sus palabras en el aire; los soberbios, en piedra que colocan sobre las tumbas de los oprimidos. El viento arrastra lamentos y elegías fúnebres por los que se fueron injustamente antes de tiempo.

Aves oscuras y metálicas rasgan los cielos, inmutables al paso de los ciclos, y arrojan sus huevos de muerte cumpliendo el milenario rito de la destrucción. Importan más las cosas que los hombres, la materia que el espíritu. Los más grandes monumentos de la humanidad son mausoleos funerarios o construcciones militares.

¡Llora Tierra! Una lágrima ácida cae sobre la arena manchada; dos niños harapientos arrojan piedras contra un dragón de acero; un estómago vacío se hincha y revienta: dios ha muerto.

Hay sonrisas que matan porque son tan falsas como los decorados de cartón piedra de una película antigua. Palabras necias que se lanzan al éter para justificar terrores y calamidades. Justicias crueles y reparaciones egoístas. No se es más ecuánime porque se golpee con más fuerza y más duramente, pero es lo que cuenta en el balance de resultados.

martes, 11 de junio de 2013

El centro perfecto

Malos tiempos para la lírica. ¿Han muerto las ideologías? El viaje al centro político está de moda, ese agujero negro que engulle todo; a los buenos y a los malos (en todos los sentidos), a los indiferentes, oportunistas, cobardes, apolíticos a los que da igual Hitler que Papá Pitufo, pesimistas, desconfiados, vacíos, conservadores, reaccionarios, borregos, dubitativos, enemigos de cambios profundos, desconfiados, cómodos, relajados mentales, etc. Eso sí, el centro es lo que buscan los partidos políticos que quieren desgobernar en la democracia burguesa, de ahí que luego, cuando desgobiernan, hagan las mismas políticas, esto es: mantener el sistema en su “justo centro”.

Así nos va. ¿Alguien ha visto en la cárcel a algún político corrupto que haya ejercido el poder? Parece ser que los agujeros negros impiden la existencia de rejas y sí la de maletines, amiguismos, nepotismo y demás corruptelas. Debe ser que todo eso forma parte del Sistema, ese que entre todos mantenemos y sólo sufrimos, en su parte negativa, los de siempre: la inmensa mayoría.

viernes, 7 de junio de 2013

Contra el sistema

Nada nuevo bajo el sol, salvo diferentes nubes que tapan la luz y hacen que la oscuridad sea la dueña y señora de nuestras vidas.

Documentales de segunda categoría, ridículos y alarmistas, emitidos en el último momento, nulos en cuanto a su capacidad para engañar a una ciudadanía ya consciente de lo que se está jugando estos días; agresiones a jóvenes por decir públicamente que no quieren este sistema; burdos montajes para justificar una agresión fascista; oídos sordos a la voz del pueblo desde la poltrona del poder que corrompe siempre; intereses espurios inconfesables disfrazados de bien común.

El Sistema burgués basado en una democracia que no es participativa está desenmascarándose día tras día, y es –debe ser- el objetivo de los pueblos acabar con él, por cualquier medio. Sin medias tintas. El mundo del futuro debe basarse en la solidaridad, la igualdad, la justicia social y, sobre todo, en la participación plena y efectiva de toda la ciudadanía. El poder corrompe, el poder compartido por todos deja de serlo y se convierte en trabajo común y beneficio para la sociedad.

miércoles, 5 de junio de 2013

Carpe diem

Sí, hoy estamos aquí, pero no sabemos dónde estaremos mañana. Pendemos de un hilo frágil que las parcas pueden cortar en cualquier momento, pero nos intentamos olvidar de ello para no convertir esta vida en un infierno cargado de pesadillas. Inconscientemente nos sentimos eternos, mas somos hojas que el viento puede arrastrar en cualquier momento.

Cerremos los ojos un breve momento; un respirar profundo nos ha de acompañar, nos hemos de recoger en nosotros mismos, como si volviésemos al seno materno, y sentir con los sentidos y no con la materia, meditando sobre cuán corta es la vida, cuán pronto se viene la noche eterna. Sólo así, con este ejercicio que parece más un castigo que una prueba, podremos volver a disfrutar las cosas en su justo valor; el aire cálido de un día de invierno de sol, el amanecer sobre las montañas, la brisa en el rostro, un beso amado, una mano que te toca... Nada más que eso y todo eso, ni más ni menos.

Hoy estamos aquí, eso es lo que importa. Disfrutemos el momento, dejando que nuestros sentidos se expandan y apresen tantas sensaciones que no nos parezca un sueño banal este escaso tiempo que nos dan las parcas entre el silencio del no nacido y la oscuridad del que ha muerto.